Saltar al contenido
ParaChinchillas

Viajar con una chinchilla | Recomendaciones para coche

Viajar con una chinchilla en coche

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina empezamos ya a hacernos las típicas preguntas: ¿Qué me tengo que llevar?, ¿Habrá tráfico?, ¿Cómo puedo ahorrar combustible?, esas son las cuestiones que se hacen las personas normales, pero los que tenemos una chinchilla nos preguntamos ¿Cómo diablos viajo con mi chinchilla?. No te preocupes, estás a punto de leer una guía para viajar con una chinchilla a cualquier lugar.

Antes de empezar…

¿Tu chinchilla está preparada para viajar?

Es posible que esta pregunta te traiga varios quebraderos de cabeza por lo complicado que resulta, en ocasiones, entender a nuestra mascota. Como ya sabrás las chinchillas son animales muy delicados en cuanto a alimentación y hábitos, y cualquier cambio, por pequeño que parezca las puede trastornar y causarles problemas digestivos, pérdida de pelo, agresividad, miedo… Qué te voy a contar que tú no sepas ya.

Cómo saber si puedo viajar con mi chinchilla

A pesar de que es difícil de saber, los dueños despertamos un sexto sentido para entender a nuestras mascotas. Ten en cuenta que para una chinchilla siempre será mejor no viajar con ella ya que la expondrás a un gran estrés. Además, si notas algunas de las siguientes indicaciones te recomendamos que optes por dejar a tu roedor con un familiar o amigo antes que llevártelo.

  • Acabas de adoptar a tu chinchilla: En los primeros meses es cuándo tienes que hacer un mayor esfuerzo por generar el mínimo de estrés a tu mascota. Ella se tiene que adaptar a su nueva jaula, olores, humedad, alimentación, y este proceso te llevará unos meses. Te recomendamos que si estás en ese periodo optes por dejarla donde está ya que exponerla a mayor estrés hará que su adaptación sea más difícil y se comporte de una forma agresiva.
  • Tiene problemas digestivos: Los problemas digestivos son muy comunes en chinchillas. Bebederos de agua para chinchilla que tardas demasiado en reponer, cambio de pienso, alimentos diferentes que le das a través de la jaula. Te habrás dado cuenta que si haces algo de las cosas anteriores tu chinchilla comienza a hacer unas deposiciones diferentes o está menos activa. Si está en ese proceso será mejor no viajar con ella.
  • La llevarás a un sitio con más calor: La piel de la chinchilla es un auténtico abrigo vikingo. En invierno está bien pero en verano vienen los problemas y los golpes de calor son una de las mayores causas de mortalidad que tienen estas mascotas. Si te vas a la playa y sabes que allí no podrá estar fresquita, mejor dejarla en casa.

¿Crees que tu roedor está listo para viajar? Pues lee atentamente.

Como viajar con una chinchilla

Viajar en coche con una chinchilla

Este será el viaje más común que harás con una chinchilla y al que, con suerte, puede llegar a acostumbrarse. Al final para ir al veterinario siempre vamos a tener que desplazarnos en coche y también es un espacio en el que tú estarás cerca por lo que ella no perderá el contacto. Las siguientes recomendaciones son muy importantes para poder viajar en coche con una chinchilla.

Hazte con una jaula de viaje

Si eres un caprichoso/a de tu chinchilla tendrás una jaula enorme en casa para que pueda saltar y moverse con libertad. Evidentemente es casi imposible trasladar esa jaula a nuestro lugar de vacaciones por lo que necesitas una jaula para chinchillas más pequeña para ella. Te dejamos unas de recomendaciones de cómo tiene que ser esa jaula de viaje.

Mantén el coche a menos de 23 grados

Los 23 grados son una límite de temperatura a partir de la cual una chinchilla sufre más estrés y podría generarle un golpe de calor. Esto último solo se produciría con una temperatura por encima de los 30 y durante varias horas, pero nunca hay que olvidar que a partir de los 23 grados una chinchilla comienza a sentirse mal.

Una buena recomendación es poner su jaula en los pies del asiento del copiloto o, si el coche tiene refrigeración en los asientos traseros poner la jaula en el centro de los asientos de atrás. Son puntos fríos del coche y dónde puedes controlar la temperatura más o menos.

Intenta que no reciba el sol de forma directa

En casa, por norma general, tu chinchilla recibirá poco son por lo que estará poco acostumbrada a esa cantidad de luz. Si no recibe el sol de forma directa podrá relajarse más e incluso dormir durante el viaje.

Poca agua y renuévala constantemente

Pon poca agua en su bebedero pero que esté fresquita y vigila cuando se le acabe para volver a echarle y que siempre tenga agua fría. No hace falta que esté casi congelada pero las chinchillas agradecen mucho beber un agua renovada y que no esté caliente.

La comida más estándar posible

Te recomendamos que solo le des de comer heno de calidad si vas a viajar con ella. Las golosinas y otros alimentos que quizá le gusten más, probablemente le causen algún problema digestivo y el heno es un acierto seguro. Aquí tienes un par marcas de heno de confianza y calidad.

Los juguetes pueden ayudarte mucho

Cualquier entretenimiento es bienvenido en un viaje con una chinchilla. Ya sabes que los juguetes para chinchillas son muy variados y puede que a tu chinchilla le guste simplemente morder un trozo de madera y con eso es feliz. Llévate su mejor juguete.

Préstale atención a tu chinchilla

Este es el consejo más importante, a no ser que seas el conductor/a intenta que tu chinchilla te vea constantemente y se sienta tranquila. Puedes incluso sacarla y tener en tus brazos si eso hace que esté más tranquila. Piensa que serás la persona que más confianza le generará y que reducirá su estrés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *