Saltar al contenido
ParaChinchillas

Cuidados básicos de las Chinchillas

Dentro de los cuidados básicos con tu chinchilla que tienes que tener, algo muy importante es saber que no es una mascota común. El roedor que tienes en tu casa es una serie de mezclas entre clases de chinchillas que ha dado lugar a la doméstica. Por este motivo, no es un animal adaptado a una vida difícil, más bien tranquila. Además, durante el día la verás poco puesto que tienen actividad crepuscular nocturna. Algunas de las cosas que debes saber sobre cómo son las chinchillas son las siguientes:

Conoce a tu chinchilla para saber sus cuidados

una chinchilla blanca cuidada
  • Nombre científico: Chinchilla lanígera, Chinchilla Chinchilla o Chinchilla doméstica
  • Años de vida: Entre 10 y 20 años de longevidad
  • Bebé chinchilla hasta: 4 meses en hembras y 9 en machos.
  • Comportamiento: Sociables, cuando están 2 chinchillas.
  • Momento de actividad: Tarde-noche (crepuscular y nocturna)

Consejos para el cuidado de una chinchilla

De forma muy especializada, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el cuidado de las chinchillas. Pero no nos quedamos aquí, en esta web encontrarás también diferentes formas de entrenar a tu chinchilla y cómo elegir la mejor comida para ellas

¿Qué comen las chinchillas?

Si has navegado por esta web de amantes de las chinchillas, sabrás qué comen las chinchillas y que necesitas el mejor pienso que le puedes dar a una chinchilla es aquel especializado para este animal. Esa comida debe estar hecha a base de Heno en un 75%. No obstante, es un animal herbívoro que podrá tolerar cualquier tipo de vegetal como la lechuga u algunas frutas. Otra buena opción es ofrecerles heno puro, sumado a verdura o “chucherías para chinchillas”, que sí, existen.

Volviendo al Heno, tienes que tener en cuenta que es la base de su dieta. Estamos ante un animal que puede padecer molestias intestinales. Si eliminamos el heno de su dieta a cambio de otro tipo de alimentos que consideramos mejores, lo estaremos haciendo mal y podría perjudicar la longevidad de tu chinchilla. Es el mismo símil que con los conejos o cobayas. Se da por sentado que los conejos solo se alimentan de zanahorias, pero no es así. Con las chinchillas pasa lo mismo. No podemos cambiar su dieta por otro tipo de alimentos porque consideremos que son mejores. Por ejemplo, las zanahorias. Existen diferentes tipos de heno y, en este caso, te recomendamos apostar por la calidad antes que por el precio y te va a merecer la pena a ti y a tu mascota.

Pienso como segunda opción

El tema del pienso es algo delicado. Existen variedades de piensos que ya llevan incluidos la ración de heno que necesita una chinchilla. De esta forma, en un mismo producto lo tenemos todo. El problema es que les gusta, de la misma manera que a los perros les gusta su pienso. Se lo comen, pero porque no tienen otra cosa. Nosotros te recomendamos cuidar la dieta de tu chinchilla haciéndola variada, pero sin pasarse.

¿Verdura, fruta, chucherías?

Todo debe darse en menor medida que el heno. Como te hemos dicho, casi la totalidad de su alimentación debe basarse en un heno de gran calidad, pero lo cierto es que les tiende a aburrir. ¿No estarías cansado o cansada de comer toda la vida lo mismo?

  • Verduras: Las verduras más recomendables son aquellas de oja verde que pueda ir mordisqueando constantemente. En este grupo incluiríamos la lechuga, las espinacas, las acelgas y otros canónigos.
  • Fruta: Les tiende a gusta mucho por el acento dulce que les deja en la boca. Aún así, la más recomendable es la manzana por su alto contenido en fibra.
  • Frutos secos o snacks: Los frutos secos les apasionan, pero deben darse con mucho cuidado. De hecho, uno de los consejos para educar correctamente a una chinchilla viene de la mano de estos frutos secos. Los snacks abren toda una variedad para tu chinchilla, van desde los palitos a las ¡pizzas para chinchillas!

Los cuidados de una chinchilla empiezan en la jaula

Dentro de su jaula debes incluir todos los artículos necesarios para que tu chinchilla juegue. Aunque te parezca que no, por la noche es un animal muy activo que necesita saltar y tener juguetes a su alcance. Porque si no, ella misma se los buscará y será peor. También son muy importantes las baldas o bandejas dentro de su jaula. De esta forma, ese exceso de energía que tienen por las noches lo podrán desahogar de alguna manera.

Entonces, obligatoriamente la jaula de tu chinchilla deberá ser considerablemente grande y tener varias alturas. Cuando la chinchilla es bebé, no hay problema en tenerla en una jaula para roedores pequeños como las cobayas, pero con el paso del tiempo deberás adaptarla a sus necesidades.

Accesorios para una chinchilla

Cuantos más, mejor. Un “defecto” que tiene tu mascota es que constantemente mordisquea todo lo que se encuentra. Es su modo de vida. Entonces el desgaste de los juguetes o de cualquier cosa que esté dentro de su jaula es posible que la muerda. Pero, como mínimo, necesitarás lo siguiente:

  • Juguetes: Los juegos de una chinchilla son la mejor de sus suertes.
  • Casa o refugio: Sufrirá estrés en algunos momentos
  • Bebedero: Para mantenerse hidratada de los golpes de calor
  • Arenero con arena para chinchilla: Para realizar los baños de arena.

Juguetes para chinchillas ¿Forman parte de los cuidados?

¡Sí! Haznos caso. No te imaginas lo feliz que es una chinchilla cuando tiene a su alcance un artículo diseñado específicamente para sus juegos. Sin tener que recurrir a morder partes de la jaula. De hecho, los juguetes para las chinchillas han avanzado tanto que existen hasta gimnasios para Chinchillas.

Cuida la higiene de tu chinchilla

Quizá este es el aspecto en el que más debes despreocuparte. Cuanto menos intervengas mejor para tu chinchilla. Ellas mismas, al igual que muchos roedores se limpian solas con arena especializada en chinchillas. De esta forma, tú solo tendrías que mantener esa arena en perfecto estado.

Sí, has leído bien, se dan baños de arena y lo cierto es que es una auténtica gozada ver disfrutar tanto a tu mascota. Estos baños deben ser controlados por nosotros puesto que lo recomendable es uno al día. Eso sí, si tienen el arenero todo el día dentro de la jaula no pararán de rebozarse en ella. Gracias a la arena, las chinchillas conservan el tacto de su piel y de su pelo. Algo que siempre criticamos por la cantidad de chinchillas que mueren para hacer un simple abrigo.

¿Cuánto dura el baño?

Como ya te hemos dicho, una chinchilla no dejaría de bañarse nunca, pero eso hay que evitarlo. 20 minutos es una duración perfecta para el baño de una chinchilla. Tras ese tiempo, habrá que retirar el arenero y, muy posiblemente limpiarlo de algunos de sus excrementos. Recuerda que solo pueden bañarse con arena específica para chinchillas.

¿La puedo bañar con agua?

Radicalmente, NO. En ningún caso, aunque pensemos que nuestra chinchilla está sucia y necesita un baño, nunca la debemos bañar nosotros mismos con agua o incluso jabones. Los productos químicos de los geles, así como el efecto que les provocaría el agua, les haría perder toda la magia de su piel.

La importancia de un buen sustrato

El sustrato, suelo o pellets para chinchilla es algo inevitable si quieres tener este animal en casa. Como muchos roedores, orinan y excrementan constantemente, aunque sea en pequeñas dosis. Para evitar olores o infecciones, el suelo de la jaula deberá tener un sustrato de madera o papel.

¿Cómo mejorar la higiene de mi chinchilla?

Realmente en tus manos está poco. Las chinchillas se dan sus propios baños de arena y no necesitan a nadie. Eso sí, ten en cuenta que van a pasar muchísimo tiempo dentro de una jaula, que es un espacio reducido y tendrá que estar lo más higiénico posible.

Cuidados de las chinchillas como mascotas [Comportamiento]

Este apartado daría mucho de que hablar. Cada chinchilla será con su dueño de una manera totalmente diferente. Tanto por su naturaleza como por cómo sea la persona que la cuida. En principio, son animales muy sociables y considerados buenas mascotas pero no siempre se da así. Por experiencia, hemos comprobado que es posible que dos chinchillas que viven en la misma jaula y reciben los cuidados de la misma persona. Todo exactamente igual, y que una sea muy sociable y cariñosa y otra ni si quiera se te acerque.

La forma de que tu chinchilla sea más feliz, a parte de gracias a los juguetes, es conviviendo con otras de su especie. Lo ideal suele ser tener dos o, incluso varias para que que críen y tengan chinchillas bebé. De hecho, están proliferando las personas que hacen esto. También deberás tener en cuenta que es muy mala combinación juntar varios machos porque se pelearán por las hembras.

Adiestramiento de una Chinchilla

Lo cierto es que sí, una vez conoces como se comporta una chinchilla, porque emiten esos gritos y qué naturaleza tienen, puedes intentar adiestrarla. De primeras, es un animal inquieto que no deja de moverse y que emite unos sonidos un tanto extraños. Pero realmente demuestran mucha inteligencia e incluso pueden llegar a reconocer tu voz cuando dices su nombre.

Ayudar a que tu chinchilla cambie de hábitat y se adapte al mismo, es algo que solo se consigue gracias a las salidas de jaula o paseos de chinchillas. Pero no hablamos de sacar a tu chinchilla al parque, sino por casa. De hecho, existen unos parques especializados para chinchillas que los puedes montar en cualquier lugar de tu casa. De esta forma, estarán en un espacio diferente a la jaula y serán más felices.

Finalmente, los últimos cuidados que debes tener con tu chinchilla son aquellos relacionados con su salud. Es un animal proclive a diversos problemas relacionados con la temperatura y tienen un aparato digestivo sensible.